MACACO JAPONÉS: características, hábitat y curiosidades

El macaco japonés, también conocido como macaco de cara roja, es una especie de mono del viejo mundo originario de Japón. Su nombre científico es Macaca fuscata y pertenece a la familia Cercopithecidae. Es uno de los animales más reconocibles de la cultura japonesa e incluso ha sido protagonista de formas tradicionales de entretenimiento japonés. También es importantes en la ciencia, ya que fue uno de los primeros animales en estudiarse en términos puramente científicos. Sigue leyendo para conocerlo todo sobre él.

Características del macaco japonés

Estos primates tienen varias características distintivas:

  • Pelaje gris, caras y cuellos rojos o rosados y colas largas. 
  • Tienen el mismo tamaño que un perro de tamaño medio y pesan alrededor de 10 kilos (20 libras).
  • Como viven en entornos tan duros, forman grandes grupos de aseo, en los que los miembros se asean unos a otros y establecen estrechos lazos sociales. 

Macaco japonés en la naturaleza, bañándose en aguas termales.

Dieta

Los macacos japoneses tienen una dieta variada, pero la mayoría de sus fuentes de alimentación se encuentran en el suelo de los bosques. Suelen comer frutas, bayas, nueces, semillas, insectos e incluso pequeños mamíferos. También se les ha visto comer plantas terrestres e incluso hierba de río y plantas acuáticas. 

Sin embargo, cuando estos macacos viven en libertad durante el invierno, se alimentan principalmente de la corteza y la savia de los árboles y de los brotes de bambú, ya que sus fuentes naturales de alimento escasean.

Reproducción del macaco japonés

Los macacos japoneses entran en edad reproductiva en torno a los cinco y siete años, y suelen parir a finales del verano o en otoño. El periodo de gestación de estos primates es de algo menos de seis meses, y suelen dar a luz a una sola cría. Las madres cuidan de sus crías hasta que son autosuficientes y pueden empezar a buscar sus propias fuentes de alimento y a moverse por su compleja estructura social. 

Hábitat y distribución geográfica del macaco japonés

El macaco japonés suele encontrarse en la parte central de la isla de Honshu, en Japón, aunque también puede encontrarse en algunas zonas de Hokkaido y también en partes del Pacífico como Rusia y China. Pueden sobrevivir en diversos entornos, como bosques, praderas, montañas y pantanos y son una de las pocas especies de primates que pueden soportar la nieve frecuente y temperaturas de hasta -20°C. 

Curiosidades sobre el macaco japonés

Los macacos japoneses son una de las especies más fascinantes por diversas razones. Por ejemplo, 

  • Son una de las únicas especies de primates, junto con los humanos y los chimpancés, que pueden soportar bajas temperaturas.
  • Tienen una estructura social matriarcal. El grupo está liderado por una hembra dominante, generalmente la más antigua y experimentada, llamada la «hembra alfa». Esta hembra alfa tiene un papel central en la toma de decisiones y en la organización social del grupo.  
  • Los macacos japoneses también saben nadar y se les ha visto zambullirse en cuerpos de agua para obtener comida. 
  • Son también una de las pocas especies de primates salvajes que utilizan herramientas. Se les ha observado utilizando piedras y palos para abrir nueces o extraer insectos de los árboles. 
  • La esperanza de vida de un macaco japonés puede variar, pero en condiciones salvajes, suelen vivir alrededor de 20 a 30 años. En cautiverio, pueden vivir más tiempo que en la naturaleza.

Estado de conservación del macaco japonés

El macaco japonés fue clasificado en su día como vulnerable o en peligro de extinción, pero gracias a las medidas de conservación, la población se ha estabilizado en los últimos años. Aun así, este mamífero sigue siendo una especie difícil de conservar, sobre todo debido a los impactos del cambio climático. La pérdida de hábitat, debida a la actividad humana y a las plantaciones, también se ha identificado como una amenaza importante para esta especie de mono. 

Se están realizando esfuerzos para proteger sus hábitats naturales y promover el desarrollo sostenible en las zonas donde se encuentran los macacos japoneses. 

Conclusión

El macaco japonés es una especie de primate fascinante que puede sobrevivir en diversos entornos adversos, y tiene un aspecto, una estructura social y unos hábitos muy interesantes. Actualmente se están aplicando medidas de conservación para garantizar su supervivencia en estado salvaje, ya que es una especie muy querida y a la vez una parte importante de la cultura japonesa.

Deja un comentario

¡Hola! En Fauna Lovers utilizamos cookies esenciales para mejorar la experiencia del usuario y proporcionar funcionalidades adicionales. Al utilizar nuestro sitio web, puedes aceptar o no, el uso de cookies. Para más información puedes consultar nuestra política de cookies.   
Privacidad