OKAPI: características, hábitat y curiosidades

El okapi (científicamente conocido como Okapia johnstoni) es una especie de mamífero artiodáctilo de la familia Giraffidae, por lo que es el animal con más similitudes genéticas con la jirafa. De hecho, la jirafa y el okapi son las dos únicas especies de esta familia. Si quieres conocer más sobre este animal, ¡sigue leyendo!

Características del okapi

El okapi, también conocido como jirafa de bosque, es un animal extraordinario que se asemeja mucho a una cebra. Sin embargo, es el pariente vivo más cercano a la jirafa. Estas criaturas son fácilmente reconocibles por su pelaje marrón oscuro, sus rayas blancas en las patas y un hocico característico en forma de tubo. Tienen una altura de unos 1,20 a 1,50 metros y pesan entre 200 y 300 kilos. Estos mamíferos también tienen orejas grandes en forma de U, con cuellos y patas largas en proporción a su cuerpo.

Hábitat del okapi

Son originarios de las densas selvas tropicales de la República Democrática del Congo, en África Central. Sus hábitats naturales incluyen matorrales frondosos y espesas vegetaciones, y se sabe que son criaturas tímidas y solitarias.

Sin embargo, no es fácil encontrar a esta especie, ya que se encuentra amenazada por la deforestación y la caza. Se cree que sólo quedan entre 15.000 y 55.000 okapis en estado salvaje, por lo que la UICN ha incluido a la especie en su Lista Roja, dentro de la categoría de «amenazada».

Comportamiento y dieta

Los okapis suelen ser tranquilos por naturaleza, y principalmente se les suele oír emitiendo llamadas y vocalizaciones agudas. Son fundamentalmente solitarios, aunque a veces pueden formar pequeños grupos o unidades familiares cuando entran en contacto entre sí. Estos animales son muy cuidadosos y cautos cuando se desplazan, y utilizan sus potentes patas para evitar obstáculos en su camino. El okapi utiliza su agudo sentido del olfato para rastrear el alimento, y su dieta consiste principalmente en frutas, hojas, hierbas y pequeñas cantidades de hongos e insectos. Además, se sabe que son en su mayoría nocturnos.

Curiosidades sobre el okapi

Existen muchos hechos y curiosidades interesantes sobre el okapi, lo que lo convierte en un animal realmente único:

  • Cuando está en peligro o se asusta, a veces el okapi se congela y queda completamente inmóvil para no ser detectado.
  • Estos animales son extremadamente esquivos y se desplazan por el denso bosque con gran sigilo, utilizando sus potentes patas como propulsión.Además, la función principal de sus grandes orejas es detectar los sonidos, y sus ojos están adaptados a condiciones de poca luz, lo que les convierte en expertos para las actividades nocturnas.
  • Por último, las hembras son muy maternales y sólo suelen reproducirse una vez cada dos años, con un periodo de gestación de casi 14 meses.

Conclusión

El okapi es, sin duda, una de las especies de animales más interesantes del mundo. Estos mamíferos nocturnos y solitarios son únicos, con un aspecto llamativo y rasgos interesantes que los convierten en un animal queridísimo para los entusiastas de la vida salvaje. Desde su aspecto característico hasta sus asombrosas habilidades para pasar desapercibido y para su propia conservación, este mamífero es, de verdad, una de las maravillas de la naturaleza. Si alguna vez tienes la oportunidad de ver uno, asegúrate de aprovecharla al máximo.

Deja un comentario

¡Hola! En Fauna Lovers utilizamos cookies esenciales para mejorar la experiencia del usuario y proporcionar funcionalidades adicionales. Al utilizar nuestro sitio web, puedes aceptar o no, el uso de cookies. Para más información puedes consultar nuestra política de cookies.   
Privacidad