Perro lobo checoslovaco: características, cuidados y entrenamiento

¿Alguna vez has oído hablar sobre el perro lobo checoslovaco? Esta hermosa y fascinante raza, criada a partir de una mezcla entre un lobo y un perro doméstico, se está volviendo cada vez más popular en los hogares de todo el mundo. En este artículo, exploraremos las características, cuidados y todo lo demás que necesitas saber sobre esta extraordinaria raza de perro. 

Aspecto del perro lobo checoslovaco

Esta raza de perro es grande, fuerte y de estructura rectangular y su constitución, movimientos y aspecto recuerdan a los del lobo. Tienen la cabeza ancha con un hocico recto y ancho, labios finos, piel lisa y ojos ligeramente en ángulo.

En esta raza de perro hay que destacar dos cosas. La primera es que los ejemplares de esta raza rara vez tienen las orejas erguidas ya que, normalmente, permanecen caídas. La segunda es que su pelaje es normalmente gris oscuro con algunas zonas de pelo gris plata.

Carácter y comportamiento 

El perro lobo checoslovaco es inteligente y leal que construye un vínculo fuerte con su dueño. Sin embargo, también es un perro reservado que le gusta estar solo, y por lo tanto se necesita mucho tiempo, paciencia y dedicación para lograr su confianza.

Es una raza que tolera bien a los niños, aunque hay que tener en cuenta que debe ser adecuadamente socializado desde una edad temprana para prevenir cualquier comportamiento desafiante. Si bien el perro lobo checoslovaco tiene un carácter seguro y tranquilo, puede ser propenso a estar alerta en presencia de extraños.

Ejercicio para el perro lobo checoslovaco

Los ejemplares de esta raza necesitan al menos dos horas de ejercicio diario para mantenerse saludables y felices. Esto consiste en paseos diarios, juegos con otros perros, nadar y pasar tiempo fuera de la casa.

Además, se recomienda realizar una buena cantidad de entrenamiento obediencia. Debido a su inteligencia, el perro lobo checoslovaco es un alumno excelente que se motiva con el entrenamiento apropiado.

Ciclo de celo de las hembras

Normalmente, todos los perros tienen dos celos al año. Esto es, un celo cada 5-6 meses. Sin embargo, las hembras de esta raza tienen un ciclo de celo mucho más largo, con un periodo fértil que puede durar hasta media docena de meses. Por lo tanto, es necesario tener en cuenta esto al decidir comprar un cachorro de esta raza.

Cuidados del perro lobo checoslovaco

Al igual que cualquier otra raza de perro, el perro lobo checoslovaco debe visitar al veterinario y recibir cuidado regular para mantener su salud. Esto incluye baños regulares, pérdida de pelo en algunas épocas del año, un control exhaustivo de la estructura dental para prevenir enfermedades orales y una dieta saludable.

Además, se requiere mucha atención cuando se trata de su nutrición, ya que comen menos que muchas otras razas. Siempre es recomendable seguir las recomendaciones del veterinario para satisfacer mejor sus necesidades nutricionales.

Conclusiones 

El perro lobo checoslovaco es una raza única y fascinante, criada a partir de una mezcla entre un lobo y un perro doméstico. Conocidos por su inteligencia, lealtad y hermoso aspecto, esta raza se está volviendo cada vez más popular entre los amantes de los perros de todo el mundo.  Ahora que tienes todos los detalles sobre esta raza de perro, puedes elegir si quieres adoptar un cachorro de esta raza o no. Lo que sí es seguro es que, con un cuidado adecuado, serás capaz de crear un vínculo muy fuerte y duradero con tu animal favorito.

Deja un comentario

¡Hola! En Fauna Lovers utilizamos cookies esenciales para mejorar la experiencia del usuario y proporcionar funcionalidades adicionales. Al utilizar nuestro sitio web, puedes aceptar o no, el uso de cookies. Para más información puedes consultar nuestra política de cookies.   
Privacidad